Desafíos para un profesor de inglés por primera vez

Author: 
Gemma Canham

Cuando me contactaron hace 4 meses con perspectivas a enseñar inglés, yo me sentí muy vacilante. En primer lugar, no tenía experiencia y estaba segura de que lo estropearia. En segundo lugar, había una razón por la que no había firmado para trabajar para el British Council, no quería pasar mi año en el extranjero con mi nivel de español, hablando  Inglés. Sin embargo, tenía que pagar mi alquiler de alguna manera y estaba un poco intrigada con la idea. Fue por estas razones que al día siguiente entré en contacto con el Instituto Exclusivo.

Pronto me dieron mis primeros estudiantes. Mi primer desafío surgió con bastante rapidez, ¿cómo decidiría qué enseñar en mis clases y cómo iba a planearlas? Sin experiencia de enseñanza de inglés; además de, conocimientos limitados de gramática inglesa aparte del hecho de que yo soy hablante nativa de inglés, estaba en una situación muy incómoda. Me asusté como un pájaro tensionado por un rato. Pero, afortunadamente, me hicieron sentir más que cómoda y pedí ayuda en esta situación. Gracias a Lizzie y Roeland (los coordinadores del área de inglés en el instituto), pronto fui buena para ir con un rayo de ideas de temas para todos los niveles que tendría que enseñar.

El segundo desafío que enfrenté fue, ahora que tenía estas ideas, cómo podría comunicarles a mis estudiantes de una manera que tenga sentido para ellos. Si apenas podía explicar  estas ideas a mí misma,  ¡mucho menos a nadie más! Entonces, el día de mi primera sesión de formación de maestros con Roeland llegó ... Yo estaba, por supuesto, nerviosa que me avergonzaría a mi misma, que mi falta de conocimiento sería muy clara y que sería evidente en el acto. Pero, mientras que las dos primeras cosas definitivamente sucedieron, por alguna razón, sin saberlo en ese momento, todavía tenía un trabajo al final de la sesión. Me hicieron sentir más segura y lista para comenzar mis primeras clases.

Uno de mis momentos más gratificantes como profesora de inglés fue en una clase en la que puse en práctica una técnica de enseñanza de gramática que había aprendido en mi primera sesión de formación de maestros. La mirada en la cara de mis estudiantes cuando subí a la mesa en el aula y comencé a gritar: "¡Camino sobre la mesa. En. La. Mesa!” No tiene precio. Mi estudiante no tenía ni idea de lo que hacía, -esta loca en la mesa- probablemente querría pedir otra maestra menos loca de inmediato. Pero; entonces, se dio cuenta de lo que yo estaba tratando de hacer; cuando vi la expresión en su rostro, supe que ya había entendido. Ahora yo pienso que  podría irme bien en el campo de la enseñanza, después de todo.

 

Share this: 
Tags: 
enseñar inglés / instituto exclusivo / gramática inglesa / profesora de inglés